cual es el mejor calentador solar de tubos al alto vacio
Tipos de Calentadores Solares en México

 

 

Para sentar una perspectiva más clara digamos que el de plancha de cristal sería un cassette VHS, el de serpentín un DVD y el de tubos al alto vacío un BluRay…

 

 

De Plancha de Cristal o Colectores Planos:

En 1985 se empezaron a comercializar los primeros boilers solares en México, donde los de colectores planos tienen el crédito de haber sido los primeros.

 

Por ese tiempo los calentadores solares no eran más que una serie de tubos de cobre pintados de negro, interconectados, los cuales al ser expuestos a la radiación solar generaban calentamiento del agua, pero su eficiencia térmica era casi nula.

 

Años más tarde se les integraría una tapa-cama sellada que captaba el calor y una plancha de cristal encima que en conjunto formaban un micro-efecto invernadero, sin embargo las temperaturas de estos calentadores seguian siendo demasiado bajas y su eficiencia en días nublados era nula, motivo por el cual poco a poco han ido saliendo del mercado.

 

 

Boiler de Serpentín:

Los segundos en aparecer fueron los calentadores de serpentín de cobre, que hacían circular el agua por un conducto expuesto de cobre, por donde el líquido circulaba y en su trayecto se calentaba.

 

Muchos de ellos eran pintados de colores oscuros para acelerar la captación calorífica, sin embargo el serpentín al igual que los de colector plano empiezan a descontinuarse porque la pérdida de energía calorífica es alta.

 

Otra desventaja es que el conducto estrecho del serpentín se tapa fácilmente al utilizarse con aguas duras o con salitre, esto ocurre porque en la mayoría del territorio nacional trabajamos con aguas ricas en sales minerales y otros elementos que hacen que al paso de un año los serpentines pierdan considerablemente su caudal de agua así como la eficiencia energética.

 

 

Calentadores de Tubos al Alto Vacío:

Del 2005 a la fecha el boiler solar de tubos ha demostrado la mayor eficiencia, ya que optimiza la captación calorífica de los rayos solares siendo el único que aprovecha hasta el 65% de la energía en días lluviosos cerrados.

 

Destacan también por ofrecer más resistencia a las aguas duras, sin embargo se recomienda que el usuario drene los tubos al menos una vez cada seis meses.

 

El último punto que consolidó al calentador de tubos fue el mayor almacenamiento de agua, habiendo sistemas comerciales de este tipo capaces de calentar albercas.

 

En números, los boilers solares de tubos al alto vacío son 65% más eficientes que un calentador de serpentín o uno de placa; respecto a la recuperación calorífica son hasta 300% más rápidos y por esta razón son la tecnología líder a nivel mundial, al menos hasta el surgimiento de la quinta generación de boilers solares que todavía están en desarrollo en Malasia y China.